| Doña Rosa Beita tenía la pulpería del barrio donde se crió Keylor

Le gustaban los bolis

Doña Rosa Beita tenía una pulpería en barrio San Andrés, en San Isidro de El General, donde el inquieto de Keylor Navas pasaba a comprar golosinas.

“Él se crió aquí en este barrio, estaba en esta escuela. A diario venía a conversar conmigo, siempre venía solo, era muy bueno para comprar bolis”, recordó doña Rosa.

Beita describe a Navas como una persona noble, al que la fama no se le ha ido a la cabeza porque llega al barrio y es el mismo.

“Es el mismo como cuando estaba pequeñillo, no cambió su forma de ser, eso es lo más bonito de él, no olvidó a la gente vieja”, indicó la generaleña.

Esta amable señora recuerda cuando el portero de la Selección le decía que entrenaba para ser arquero y ella le daba ánimos, le expresaba que era una dicha y que podía llegar a ser un gran portero.

“A veces venía a jugar con mi nieto Javier, eran compañeros en la escuela”, finalizó orgullosa.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Le gustaban los bolis