| Presidente del club de willys se lució con el chuzo

De la guerra a la paz

Tener un jeep como los que se usaban en la Segunda Guerra Mundial era un pendiente en la lista de Aldo Biamonte.

El presidente del club de los jeep Willys de Costa Rica lo pudo cumplir en 1995 cuando compró uno que entró al país en 1947 y venía directo del campo de batalla.

“Lo trajo un teniente especialista en topografía que se llamaba Harold Acrivos. La Embajada americana lo mandó a trabajar aquí (Costa Rica) y trajo el jeep”, contó el fiebre de 61 años.

Biamonte relató que en 1969 el teniente vendió el carro a una familia y en 1995 llegó a sus manos.

“La pasión por los jeeps nació a los 15 años, mi tío Rodolfo tenía un Willys, con él me iba a recorrer todo Turrialba”, añadió el empresario vecino de Alajuela.

Una vez con el chuzo se ha encargado de darle vida y de recrear varias escenas de la guerra. Según cuenta, este tipo de carros eran utilizados para diferentes funciones.

“Se usaron como ambulancias, con ametralladoras, como un vagón de tren, etc”, detalló.

La foto que se tomó con el jeep y que ilustra esta nota para enseñarnos cómo se usaron en Birmania (Asia) en los años 40.

“El carro viene previsto para eso porque al quitarle las llantas y los aros queda el aro para ser adaptado a un riel”, explicó.

Biamonte tiene una relación muy estrecha con el jeep.

“Es de 1942 y me lleva diez años, yo lo veo como un hermano mayor”, manifestó.

Ese jeep de don Aldo no solo ha estado en grandes acontecimientos mundiales como aquella guerra que tantos daños y cambios generó.

Cuando se casó la hija de él sirvió como carroza para que los novios pasaran de la iglesia al salón de la pachanga. “Mi esposa Julie Roos también es amante a estos carros”, agregó.

Lléguele

Este domingo celebrarán el vigésimo aniversario del club jeep Willys en Costa Rica. El evento será en la pista La Olla, en Sabanilla de Alajuela, a las 8 a. m.

La entrada general cuesta un rojo y habrá música, comida y exhibición de los chuzos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: De la guerra a la paz