| Merengues acabaron con la Maldición alemana goleando al Schalke 6 a 1

El exorcismo sí fue real

El Real Madrid acabó ayer con lo que se ha llamado la “maldición alemana” al golear al Schalke 04 en Gelsenkirchen por 1-6, con dobletes de Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo, y puso más de pie y medio en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El Real Madrid liquidó el partido en sus dos primeras llegadas a puerta ante un Schalke que en los primeros minutos mostró espíritu de lucha y estuvo incluso acercándose con algún peligro a la portería de Iker Casillas.

El Real Madrid se demoró en llegar a puerta, pero cuando llegó no falló y en el minuto 13 el francés Karim Benzema abrió el marcador con un remate dentro del área tras ganar un rebote de la defensa del Schalke

Después el equipo alemán mostró diez minutos de buena reacción, con una gran posibilidad de empatar en el 14 cuando Casillas paró un remate a quemarropa de Julian Draxler después de que éste recibiera un buen centro del peruano Jefferson Farfán, pero la noche parecía hecha a la medida para el equipo blanco.

La segunda llegada del Real Madrid trajo la sentencia del partido y de la eliminatoria. La jugada la firmó desde el comienzo hasta el final Gareth Bale que se robó un pelota cerca de la banda derecha tras un mal pase atrás de Draxler, se deshizo de dos hombres del Schalke 04 para entrar al área y derrotar al meta Ralph Fährmann con remate de zurda al primer poste.

El partido estaba planteado para terminar con goleada y así ocurrió. En su cuarto intento Cristiano acertó y logró el tercero del Real Madrid en el minuto 52 con un remate cruzado al segundo poste. Y el cuarto tanto lo hizo Benzema, en el 56, al aprovechar un gran pase del portugués.

El galés Gareth Bale hizo el quinto en el 68, en una jugada que se originó en una pérdida de balón del Schalke en la mitad del campo.

A partir de ahí prácticamente no hubo partido. El Madrid ya había cumplido y al Schalke ya no le quedaba ni salvar el honor.

El sexto lo marcó Cristiano, tras una nueva pérdida de balón de la defensa alemana en el 89.

Poco después, Klaas Jan Huntelaar descontó para el Schalke en una volea que probablemente se recordaría si hubiera sido lograda en otras circunstancias y no cuando ya iban perdiendo por seis goles.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: El exorcismo sí fue real