| Ureña abrió las puertas mientras Bryan las cerró

Dos bodas en la Sele y un mundo de diferencia

Compañeros en la Sele y nacidos en cunas humildes, uno en Acosta y el otro en Alajuelita, pero divididos sobre cómo celebrar una boda.

Marco Ureña festejó su matrimonio ayer, a las 4 p.m. con la guapísima Ana Paula Aguilar en la Catedral de Alajuela a puertas abiertas, con muchos amigos y hasta uno que otro colado.

Bryan se encerró en el Hotel Real Intercontinental, en el salón Laurel 3, sin compañeros de la Sele, solo Keylor Navas fue invitado.

A la echada de lazo del delantero del Kubán Krasnodar de Rusia, llegaron Patrick Pemberton, Giancarlo González y Kenner Gutiérrez, entre otros.

Mientras que en la boda de la “Comadreja” con Carolina Jaikel, a las 8 p.m., hubo poco acceso para fotógrafos y pocas palabras de los novios.

La pareja atendió diez minutos, en conferencia de prensa, después de realizada la ceremonia. Una hora después enviarían fotos del segundo matrimonio del futbolista de San Felipe de Alajuelita.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Dos bodas en la Sele y un mundo de diferencia