|

Sufrir el 10 de setiembre se le hace costumbre a la Sele

Por: Ricardo Mora

Panamá una vez más la dejó ir.
Panamá una vez más la dejó ir.
ampliar

Hay días de días, unos irrelevantes pero otros muy especiales. Pero que en el mismo día acontezcan dos sucesos positivos para el fútbol de Costa Rica  no es común y es digno de tomar en cuenta.

Ayer, 10 de setiembre del 2014, Costa Rica se jugaba, sin jugar, el pase a la final de la Copa Centroamericana por sexta ocasión consecutiva. Pero para lograr dicha marca debía esperar lo que hicieran Panamá y Nicaragua.

Panamá necesitaba como mínimo 3 goles para obligar a la rifa y cuatro para avanzar ya que Costa Rica tenía un +3 en su gol diferencia. El partido finalizó por 2-0 en favor de los canaleros, asegurándole el cupo en la final a la Sele, sin embargo hubo mucha sosobra.

Los nicaragüenses soportaron 81 minutos, incluído una falta de penal que el arquero Justo Llorente le adivinó a Darwin Pinzón dejando claro que los penales para los panameños no fueron nada favorables.

Curiosamente el año pasado, Costa Rica clasificó a la Copa de Mundo Brasil 2014 empatando 1-1 contra Jamaica en el Estadio Nacional de Kingston con goles de Randall Brenes para Costa Rica al 73' mientras que Jermain Anderson al 93' igualó el juego.

Igual, se tuvo que esperar para saber si clasificaba la Sele o no. Las coincidencias son tan grandes que Costa Rica tampoco ocupaba que Panamá le ganara a Honduras en San Pedro Sula para clasificar en setiembre. El partido terminó 2-2 y con eso Costa Rica pasó al mundial. En ese momento también se sufrió debido a que los panameños habían anotado al minuto 90 por medio de Roberto Chen.

Los finales de ambos partidos llenaron de alegría a los ticos. En 2013 por avanzar al mundial y en este 2014 por jugarse el boleto a la Copa América Centanario ante Guatemala.

Este artículo fue tomado del blog DeportMania del estudiante de periodismo Ricardo Mora.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Sufrir el 10 de setiembre se le hace costumbre a la Sele