| Exvolante Mauricio Solís admira la música de Paul McCartney

Submarino amarillo lo encantó

Mauricio Solísera un güila cuando oyó la canción “Submarino amarillo”, de Los Beatles, y quedó fascinado.

“Me hacía mucha gracia, estaba pequeño y me gustaba el ritmo”, dijo el exvolante, de 41 años.

La famosa pieza fue grabada en 1966, cuando el jugador ni siquiera nacía y hasta hay una película animada que el volante no recuerda haber visto.

Por ser un admirador del famoso cuarteto de Liverpool y considerar que Paul McCartney es el mejor del grupo, el exherediano forma parte de nuestra Semana Uno dedicada a los amantes de la música del gran Paul.

Dice Solís que iría encantado al concierto del inglés, el 1 de mayo en el Estadio Nacional, pero solo si le regalan la entrada. ¡Cuidado pierde!

“No voy porque no soy de ir a conciertos, además está muy caro”, dijo Solís con muchísima razón. La entradita más cómoda es de ¢33.000, pero hay, incluso, las que superan el millón.

Mauricio sabe que la música de los ingleses marcó una época. “Fueron de las primeras baladas en inglés que se escuchaban en los setenta. Para mí, ellos cambiaron la música”, dice.

Le gusta mucho. Si hay una canción que le gusta al exfutbolista es “Say, say, say”, que grabó Paul con Michael Jackson.

“Ese dúo me gusta mucho, el video me encanta, tiene tomas bonitas y entretiene”, explicó.

A Mauricio le pasó lo mismo que a muchos ticos cuando el 11 de marzo se hizo oficial que venía McCartney.

“Me sorprendió porque antes se había dicho que iba a venir y nada. Me preguntaba si era cierto y no paja. Ahora siento que para quienes van a ir será algo único, van a disfrutar un artista que es un mito de la música”, señaló emocionado.

Aunque McCartney no estará en la lista de conciertos a los que irá Solís, el exseleccionado recordó que –guardando las distancias– en el pasado fue a uno de Ricardo Arjona y a otro de Juan Gabriel.

“Estando en Guatemala iba a ir a uno de Ricky Martin, pero al final no fuimos. Me encanta la música, pero no soy de ir mucho a conciertos”, aseguró.

“Mau” no ve mal que la gente gaste hasta doscientos mil colones, o más, por una entrada para ver a McCartney.

“Está bien que vaya quien tiene la posibilidad de hacerlo y lo escuche en vivo; es un momento único. Si fuera un fanático de ir a conciertos y tuviera plata, tal vez hasta compraría la (entrada) más cara para estar cerca y aprovechar el momento”, añadió.

Solís asegura que si algún día tiene la posibilidad de fotografiarse con Paul, encantado lo haría y hasta enmarcaría la imagen.

Anduvo cerca.Solís jugó en Inglaterra con el Derby County a finales de los años noventa y estuvo en Liverpool, ciudad natal de Los Beatles.

Sin embargo, no tuvo chance de hacer el tour por la ciudad que lleva a los lugares relacionados con los músicos.

“Jugué contra los dos equipos de ahí, el Everton y el Liverpool , pero solo íbamos a jugar y estábamos en el hotel, aunque sí sabía muy bien donde estaba”, añadió en referencia al hecho de que anduvo por la tierra de los cuatro grandes de Liverpool.

Para finalizar, señaló que entre John Lennon, Ringo Starr, George Harrison y Paul McCartney, el mejor fue éste último.

“Después de la separación del grupo fue quien se mantuvo más metido en la música, el más famoso y el que conservó el legado de Los Beatles”, dijo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Submarino amarillo lo encantó