| Jugador metió canasta del triunfo de Ferretería Brenes-Barva

Rohel se sacó el clavo

Nueve segundos le bastaron a Rohel Wilson para darle el campeonato nacional de baloncesto al quinteto de Ferretería Brenes-Barva y sacarse el clavo de toda la temporada.

La noche del domingo, los heredianos luchaban contra San Ramón-Coopenae-Popular Pensiones, el marcador estaba igualado a 75 pero Wilson clavó el definitivo 77 a 75 contra el reloj y en la última jugada del partido.

“Le voy a ser muy sincero, ha sido el título más difícil de todos, no estaba contento con los minutos que estaba teniendo, pero le cambio todo lo que pasó por ese tiro. Es que yo sentía que jugaba bien y me sacaban, no sentía que era justo, pero bueno, ahí está el resultado”, comentó Rohel.

Wilson asegura que en sus ocho años de jugar básquet esta ha sido su canasta más importante.

“El entrenador ya no tenía tiempos fuera, nos dijo que buscáramos ir al aro, me acuerdo que vi a Hernol (Gardener), pensé que iba a tirar pero cuando vi que me la dio, dije: ‘aquí no puedo pasarla, tengo que tirar’, me quité a dos y tiré, recordó el oriundo de Pueblo Nuevo, en el centro de Limón.

“Cuando entró empecé a correr, no sabía ni para dónde iba, yo veía a las personas siguiéndome”, agregó muerto de risa.

Full oración.El caribeño dice que en medio de la celebración salió soplado a buscar a la mamá, Gene Barnett, porque parte del triunfo lo atribuye a las oraciones que ella hacía.

“Todo empezó en la tarde (el domingo), porque los familiares fueron al hotel con cartas y mi mamá hizo una oración. Ahora todos dicen que fue la oración de mi mamá”, dijo Rohel.

El héroe de Barva asegura que su mamá y su padre, Rogelio Wilson, son dos de las principales personas a quienes les dedica el bicampeonato.

“Mis papás rajado me apoyan en todo lo que haga”, dijo Wilson, quien además jugó con una chema que tenía la foto de su primo Dennis Marshall, a quien también le dedicó el juego del domingo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Rohel se sacó el clavo