| Atleta sufre por la muerte de la novia, de la cual se le acusa

Pistorius sigue llorando

Oscar Pistorius, considerado en su momento un atleta ejemplar y ahora sospechoso de asesinato, dijo que lo sigue consumiendo el duelo en el primer aniversario de la muerte de su novia, a quien mató de un tiro.

La declaración por parte del atleta, quien carece de ambas piernas y corría con prótesis, llegó semanas antes del 3 de marzo, cuando comenzará su juicio por la muerte de Reeva Steenkamp, asesinada en el cuarto de baño de la casa del deportista poco antes del amanecer del Día de San Valentín.

“Ninguna palabra puede describir adecuadamente mis sentimientos sobre el devastador accidente que ha causado tanto dolor al corazón de todos los que verdaderamente amaban y continúan amando a Reeva”, dijo Pistorius, quien el año pasado declaró ante la corte que confundió a Steenkamp con un posible intruso en la vivienda.

Fue al propio. Los fiscales afirman que el deportista asesinó en forma intencional a Steenkamp después de una discusión.

“Me consumen el dolor y la tristeza particularmente para los padres, familiares y amigos de Reeva. La pérdida de Reeva y el trauma total tras aquel día será algo que cargaré conmigo por el resto de mi vida”, dijo Pistorius, quien se encuentra libre bajo fianza.

La declaración de Pistorius sorprende, porque su tío Arnold ha sido normalmente el encargado de pronunciarse en nombre del deportista.

Gente cercana al atleta sudafricano ha buscado protegerlo de los ojos de la prensa en un caso que ha conmocionado a mucha gente en todo el mundo.

La madre de Steenkamp, June, prevé asistir al juicio en Pretoria. Ningún familiar directo de Steenkamp se ha presentado en las audiencias anteriores de Pistorius ante el tribunal.

El atleta enfrenta también otros cargos relacionados con la posesión de armas de fuego.

El miércoles, la portavoz de Pistorius dijo que el deportista llegó a un arreglo con una mujer que lo demandó por una agresión presuntamente ocurrida en el 2009.

Los abogados del sudafricano le habían recomendado no librar disputas civiles y penales en forma simultánea, dijo la vocera.

El atleta paralímpico y después olímpico podría ser condenado incluso a cadena perpetua, con una pena mínima de 25 años de prisión antes de obtener la libertad condicional si se le halla culpable de homicidio intencional.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Pistorius sigue llorando