| Trabajadores del estadio de Sao Paulo lo estrenaron tocando la chocobola

Mejenga de honor

Obreros de la construcción del estadio mundialista de Sao Paulo jugaron este jueves por primera vez en esa cancha antes de su primer evento de prueba, que será en dos semanas.

En ese estadio será el partido inaugural de la Copa del Mundo y a un mes de que se inicie, sigue sin terminar. Además, recibirá otros cinco juegos del Mundial.

En la celebración del Día del Trabajador se jugaron dos partidos de 20 minutos cada uno entre los equipos Guerreiros Odebrecht I y II. Antes del juego, se hizo una especie de bendición al campo.

El responsable del primer gol en este estadio fue el ingeniero de 34 años Luciano Ávila, del equipo Guerreiros Odebrecht II, que terminó cayendo por 2-1 ante los Guerreiros I.

El juego no es considerado un examen de cara al Mundial. El primer juego oficial será el 18 de mayo entre el Corinthians, propietario del estadio, y el Figueirense por el campeonato brasileño.

Las entradas para el evento de ayer fueron distribuidas entre familiares de los trabajadores y aunque se esperaban unas 4.000 personas, fueron solo unas 2.000. El próximo sábado habrá un partido entre jugadores que pasaron por el Corinthians.

Igual, mientras los obreros jugaban fútbol, muchos colegas continuaban trabajando, por ejemplo, en la instalación de sillas, aún atrasada.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, ya aceptó que el estadio estará listo “en el último minuto”, al igual que el de Curitiba, otro dolor de cabeza para la organización del Mundial.

Valcke aseguró el 25 de abril que el Arena Corinthians, atrasado en parte a raíz de dos accidentes fatales que dejaron tres obreros muertos, “tendrá todo lo que pedimos para organizar la Copa del Mundo”. Eso esperan todos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Mejenga de honor