|

Liga le zampó media docena al Cartaginés

El delantero manudo Johnathan McDonald logró un doblete en el juego ante el Club Sport Cartaginés.
El delantero manudo Johnathan McDonald logró un doblete en el juego ante el Club Sport Cartaginés. (Luis Navarro)
ampliar

Cartaginés comprobó anoche que su técnico estaba muy equivocado cuando dijo que la Liga no era un equipo del otro mundo.

Los manudos hicieron puré a los brumosos, acabaron  con el invicto que tenían  y los hicieron subir Ochomogo con el saco lleno después de golearlos  6  a 2.

Una vez más los cartagineses no pudieron sacarse de encima la estadística que dicta que no ganan en el estadio Alejandro Morera Soto  desde abril de 1998.
Lo de anoche no se lo hubiera imaginado ni el rojnegro más fiebre ni el brumoso más negativo.

 Un cuadro manudo arrollador, que supo anticipar y no dejó que los brumosos armaran ni un pleito, fue el dueño y señor de la mejenga  en el Morera Soto.

Curiosamente, y por esas cosas raras que tiene el fútbol, el primer equipo en conseguir el gol fue el de los blanquiazules   después de una falta de penal de Johan Venegas contra Andrés Lezcano.

Jameson Scott cobró con suavidad  y puso  la bola al lado izquierdo de Patrick Pemberton, que se la jugó a su derecha al minuto  13.

La Liga no se desesperó. Sabía que estaba jugando bien y en solo 16 minutos anotó cuatro goles.

El  primero llegó al minuto 17 cuando Ariel Rodríguez cobró un tiro libre por la izquierda y Jonathan Mcdonald cabeceó y la dejó en el fondo de la red.

Jonathan, por cierto, salió a la cancha con la camiseta número 13 y el número en el pecho en señal de solidaridad con el volante Luis Miguel Valle, quien  fue operado el martes de una de sus rodillas   y podría quedar  fuera por lo que  resta  del torneo.

Cinco minutos más tarde, al 22,  llegó el 2-1 para los liguistas después de que el portero Alejandro Gómez despejó mal la bola con una mano. El rebote se lo encontró Venegas y Jameson Scott intentó despejar, pero lo que hizo fue servírsela a Kenner Gutiérrez, quien  la empujó con mucha fuerza desde atrás y se la pasó en medio de las piernas a Scott y a Gómez.

Los brumosos no podían creer lo que les estaba pasando y menos imaginaban lo que llegaría porque ocho minutos después, al  30, llegó el tercero.Venegas centró por la banda derecha, Mcdonald no le llegó, pero sí lo hizo la cabeza de Armando “Caya” Alonso para el 3-1.

Cartaginés era un caos y  tres  minutos más  tarde, al 33,  cayó el cuarto. Mcdonald le robó la espalda a Darío Delgado, que pedía un fuera de juego, y se fue solito, solito en el mano a mano con Gómez,  que  únicamente  vio cómo caía el cuarto pepino en su marco.

Antes de que terminara el primer tiempo llegó el quinto pepino  cuando Scott cometió penal contra Mcdonald, al minuto 44.

La falta la cobró Venegas, que la mandó al lado derecho de Gómez,  quien se tiró a ese lado pero tarde.

En el inicio del segundo tiempo el técnico Meza sacó a Carlos Hernández y metió Mauricio Castillo, como queriendo  tener control del balón y evitar más goles; sin embargo,  no les salió.

Los manudos querían más y al minuto 48 llegó el sexto gol después de un pase de Guillermo Ortiz para Venegas, que agarró mal parada a la débil defensa blanquiazul.

El manudo  entró al área por el sector derecho y ante la pésima salida del portero Gómez, lo globeó para decretar el 6-1.

Cartaginés era un fantasma ante una Liga arrolladora que le demostró al técnico blanquiazul que   para hablar y comer pescado, hay que tener muchísimo cuidado.

La Liga tuvo un par de chances más de ampliar el marcador, especialmente con un cabezazo de Mcdonald, pero el portero Gómez se dejó la bola.A los manudos les esperan días muy duros con el torneo local y la Concachampions y con una ventaja de 6-1, el técnico Óscar Ramírez prefirió bajarle las revoluciones al juego y no desgastar innecesariamente a sus futbolistas.

Mcdonald salió y le dejó su lugar a Juan Gabriel Guzmán.

Cartaginés,  ni porque los locales bajaron la intensidad, lograron algo más.

Al minuto 83 anotaron el segundo gol, que en nada limpió el desastre de partido mostrado, después de que Pemberton se confió y sacó la bola en corto ,con la mano.

El arquero se la sirvió a Alonso, quien perdió la bola al resbalarse  y se la encontró Castillo, quien aprovechó que Patrick apenas iba de regreso al marco y aunque se estiró, nada pudo hacer para evitar el gol.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Liga le zampó media docena al Cartaginés