| Manudos vencieron 3-0 en casa

Liga ordeñó a los lecheros

Guillermo Ortiz, uno de los anotadores en el juego, disputa el balón con el defensa lechero Rudy Dawson.
Guillermo Ortiz, uno de los anotadores en el juego, disputa el balón con el defensa lechero Rudy Dawson. (Eyleen Vargas)
ampliar

Óscar Ramírez trata de demostrar con fútbol que su intención para este torneo es darle otra cara al equipo.

Los manudos pegaron porte en la “Catedral”  y derrotaron 3-0 al Uruguay de Coronado en una mejenga en la que los  dos cuadros   buscaron  el marco rival, fuera del guión de equipo grande contra   pequeño.

A la Liga le salió un respondón Uruguay en un juego  en el que a  los lecheros no les dio miedo ir a encarar al León.

El abultado marcador final hizo  ver otra cosa, pero es un riesgo que pasa cuando un juego es abierto y se cometen errores atrás,   como les pasó a  los jugadores lecheros.

La titularidad del arquero manudo  Alfonso Quesada  les dio confianza a los coronadeños, quienes  buscaron constantemente el arco liguista con al menos tres buenos remates.

Al rato  fue solo la sorpresiva propuesta del técnico Martín Cardetti, pero lo cierto es que Uruguay no llegó a encerrarse al Morera y con Rafael Rodríguez y Alejandro Alpízar   metió un par de sustillos.

Uno  de ellos fue un  cabezazo de Alpízar,  cuya jugada    empezó fuera del área. Los primeros minutos los visitantes lucían mejor, con una Liga que,  aunque salió con dos delanteros natos como Jonathan McDonald y José Guillermo Ortiz, no lucía cómoda  atacando.

Johan Venegas fue quien tuvo las mejores opciones locales  en un par de chances  al  quedar  solo frente al marco,  pero las dejó ir con  remates   desviados.

Con los minutos los manudos se asentaron y empezaron las llegadas a marco. Las dos mejores no cuajaron  porque Rónald Matarrita no tuvo derecha, pues ambas le llegaron a ese perfil.

 Se mando rudo. La propuesta manuda distó de aquella que se le acusa de calculadora, principalmente durante el segundo tiempo, en que  la Liga se le fue encima al Uruguay con toda la leche.

  El primer tiempo complicado que vivió Alajuelense  quedó atrás con un cuadro que se mandó rudo por los laterales y hasta el centro del campo. 

El objetivo del gol se logró rápido a los tres minutos de la segunda etapa   con un centro de Pablo Gabas que  cayó en la cabeza de Ortiz,  quien peinó hacia atrás y mandó adentro el primero.

La Liga no se conformó con eso y siguió insistiendo, a McDonald le anularon un gol por una posición prohibida, pero le llegó el bueno minutos después.

 A los 66 minutos, una torta del arquero Darrel Parker,  luego de un cabezazo que buscó Johnny Acosta,  acabó en el 2-0.

El negrazo pegó con un defensor y la pecosa le quedó a Johan Venegas,  quien se la dejó al “Big Mac” solo para que matara.

Por sorprendente que le pueda parecer a algunos, la Liga no se conformó con eso y buscó más.Ramírez lo demostró en los cambios, sacando a Venegas por Álvaro Sánchez y a Ortiz por Alejandro Aguilar, todos cambios ofensivos.

La delantera lechera quedó anulada ante el ímpetu manudo,  por lo que tuvo que meterse atrás.El tercero cayó luego de un centro de Álvaro Sánchez por la izquierda, que Rudy Dawson mandó adentro y  fue autogol.

 Al fin y al cabo la Liga goleó por méritos propios porque lo buscó como hace tiempo no se le veía y  Uruguay dejó tres puntos que si hoy ganan Limón y As Puma lo pueden jalar hacia el fondo.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Liga ordeñó a los lecheros