| Fiebrazos en “bichas” mataron fiebre

Las KTM invadieron la pista

Unas 20 motos estilo KTM Duke se asomaron por primera vez al autódromo La Guácima para lucirse tanto en la pista como fuera de ella.

Se trató de un grupo organizado que se formó hace poco menos de un año y suele dedicar los fines de semana a reunirse y quemar llantas por diversas zonas del país.

El único requisito para incorporarse es tener una KTM y apuntarse con buenas vibras y actitud al “ride” que los une.

Los integrantes son de diversas edades y procedencias, manejan motos de distintos rangos de precios que van desde los $6.000 (¢3,3 millones) hasta los $10.000 (¢5,5 millones), depende de su categoría y cilindraje, que son de todo tipo y va desde los 200, 350 y 640 centímetros cúbicos entre otros.

A diferencia de la mayoría de motos que van a La Guácima, estas no tienen modificación alguna, para sus dueños entre más originales se mantengan, es mucho mejor.

El debut en la pista manuda, la noche del lunes, estuvo cargado de adrenalina y emoción para muchos que desconocían la dinámica y método de cómo se corre en el autódromo, por lo que algunos tuvieron que preguntar detalles mínimos desde cómo es la salida hasta cómo funciona el semáforo de arranque.

Supertuanis. Alexánder Vargas, de 40 años y vecino de Desamparados, fue uno de los que se tiró a pista y quedó bastante contento por haber elegido ir a la Guácima.

“Muy buena la experiencia, se siente mucha adrenalina y es una buena oportunidad para medir cómo está la moto y de paso competir amistosamente acá con los compañeros”, destacó Vargas.

Él cuenta que fue a última hora que decidieron jalar para la Liga, como a las 6 p. m., del lunes. Detalló que se pusieron de acuerdo en un chat que tienen en Facebook y WhatsApp.

“Una de las mejores cosas que tiene el grupo es ir sumando gente, compas con motos parecidas, a veces nos los encontramos en la calle y les empezamos a hablar y rapidito ya andan con nosotros”, cuenta Vargas, quien labora en una tienda en San José y tiene unos nueve meses en el grupo.

Gerardo Mora es otro desamparadeño que se unió al grupo. Un día se lo encontraron en la calle y tenía amigos en común que mataban fiebre por lo que fue fácil meterse en la colada y jalar a los “rides” con los compas.

Para este muchacho, de 27 años, compartir con diversos compas, su pasión por las motos y conocer muchos sitios es de las cosas que más le cuadra de los KTM.

“Acá entre todos nos ayudamos y colaboramos, estamos hablando constantemente ya sea en persona o por el chat porque se ha hecho un grupo muy bonito”, comentó Mora, a quien sus amigos le dicen “Rooney” por el gran parecido que tiene con el futbolista inglés.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Las KTM invadieron la pista