| Nick Stephey alborota la pista

Gringo es la sensación

Cuando el estadounidense Nick Stephey llega con su Ford Mustang 89 a La Guácima causa un gran alboroto entre todos los fiebres.

Los que lo conocen saben que es el chuzo más rápido de La Guácima y por eso se impacientan para verlo en acción.

Sin embargo, este lunes puso triste a los espectadores porque no pudo mostrar de qué es capaz en la pista.

El autódromo estaba húmedo y no ofreció las condiciones de seguridad necesarias para que el corredor se lanzara. El chuzo usa neumáticos de goma y son solo para pistas secas.

“A mí también me da mucha tristeza no correr, me siento mal por toda la gente que quería ver el carro, pero en estas condiciones no puedo hacerlo, es muy peligroso, incluso podría ser mortal por el tipo de llantas. Es una pena, un amigo me había dicho que hoy (el lunes) estaba seco”, indicó el dueño del Mustang.

Nick consiguió su récord en marzo del año pasado en la recta del autódromo, al derrotar al Countach del generaleño Gilberto Vargas, a quien describe como un gran rival.

Para conseguir la marca de 8,1 segundos en el cuarto de milla (unos 400 metros de recorrido), Nick reconoce que ha invertido muchísima plata y que es un hobby bastante caro, pero no quiso decir cuánto ha gastado.

El carro es exclusivo para carreras y tiene un motor Ford de 430 pulgadas cúbicas.

Un chavalazo. Stephey es el clásico gringo bonachón que disfruta mucho ver a la gente gozar con las hazañas de su carro.

Además, es totalmente accesible a cualquier pregunta y fotografía, incluso deja a los curiosos meterse a ver cómo es el carro por dentro.

Aunque habla poco español, este hombre de 40 años es casi una celebridad en La Guácima, donde rige la ley del más rápido.

Precisamente, Stephey es el rey de los rápidos, aunque no le guste aceptar ese título.

Este personaje divide su vida entre Ohio, Estados Unidos, y Costa Rica.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Gringo es la sensación