| exjugador sueco dirige desde una silla de ruedas

Gran ejemplo de valentía

Klas Ingesson, un exjugador de fútbol que fue tercero con Suecia en el Mundial del 94, se ha convertido en la sensación de la nueva temporada de la liga sueca como técnico del Elfsborg por un motivo ajeno al fútbol: padece un cáncer que le obliga a dirigir los partidos en silla de ruedas.

A Ingesson, de 45 años, le detectaron un tipo de cáncer de sangre en diciembre de 2008. Dos años después, recuperado físicamente, aceptó una oferta para entrenar al filial del Elfsborg, uno de los equipos punteros del fútbol sueco en la última década y campeón de liga por última vez en 2012.

Pero Klas volvió a recaer hace un año y tuvo que ser sometido a un trasplante de células madre.

Pese a la condición física deteriorada, y después de la salida del técnico anterior, la directiva le propuso entrenar al primer equipo por su buen trabajo con la cantera y su capacidad de liderazgo y de motivación: una oferta que acabó aceptando tras vencer dudas.

“Cuando lo pensé un poco, me di cuenta de que esta oportunidad no iba a volver otra vez” , dijo.

La dureza del tratamiento ha tenido secuelas y Klas tuvo que recurrir a una andadera para caminar por culpa de la osteoporosis.

Después de la derrota en la primera jornada contra el Åtvidaberg, se cayó en el vestuario y se rompió un brazo, por lo que ahora debe usar una silla de ruedas.

Así dirigió el pasado viernes a su equipo contra el Häcken en la primera victoria de la temporada (3-1). Todo un ejemplo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Gran ejemplo de valentía