| Jaló de competencia

Frío jodió a Andrey

Andrey Amador no terminó ayer la Clásica Milán-San Remo pues la lluvia y el frío hicieron estragos en el ciclista tico y el resto de los corredores.

El nacional tuvo que bajarse de la cleta en la primera gran clásica de la temporada, a falta de tan solo 27 kilómetros para llegar a la meta y completar los extensos 294 kilómetros de la competencia.

“Me he retirado porque en la bajada no podía seguir el ritmo por la hipotermia. No podía hacer nada”, dijo Andrey.

El nacional se sintió muy bien en la primera mitad de la carrera, en la que siempre estuvo con el pelotón principal.

“La verdad fueron dos sectores muy malos, los primeros 150 kilómetros los pasé bastante bien, pero salí muy precavido con la ropa. Luego salió el sol que nos engañó un poco y nos quedamos sin nada de ropa, y luego hubo muy mal tiempo”, recordó el pedalista.

Amador agregó que no ha sido una de las carreras más difíciles de su carrera, pero sí una en la que ha sufrido bastante.

Su equipo logró un cuarto puesto con el ciclista Juanjo Lobato, que llegó con el mismo tiempo del ganador, Alexander Kristoff.

Kristoff (Katusha), 26 años, es el primer ciclista noruego en ganar la carrera. Se adjudicó la victoria de la edición 105 y sorprendió en el esprín al suizo Fabio Cancellara, campeón de la edición de 2008.

Amador volverá a competir el viernes 28 de marzo durante la clásica belga Harelbeke.

El domingo correrá en Gante, y después el Tour de Flandes, el día 6 de abril.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Frío jodió a Andrey