| Liga con fan especial

Fiebre inyectó a manudos

Una visita muy especial recibió el técnico manudo Óscar Ramírez, el jueves pasado, antes del entrenamiento.

Mario Pacheco es un joven de 26 años que padece el síndrome de Asperger y es un gran fiebre rojinegro que soñaba con conocer al “Machillo”.

Las personas con este síndrome con frecuencia tienen dificultades para relacionarse con otras personas, pero muchas tienen gran inteligencia. No presentan retraso en el desarrollo mental pero se vuelven demasiado concentradas u obsesionadas con un solo objeto o tema, ignorando todos los demás.

Según contó su mamá Vera González, desde que Mario dio sus primeros pasos alienta al cuadro liguista en cada mejenga y el jueves por primera vez llegó al Alejandro Morera a pesar de vivir en el centro de Alajuela.

La idea era que los jugadores le firmara una bola y ver a Ramírez para desearle suerte para el partido de esta noche.

Doña Vera asegura que no hay seguidor más fiel que su hijo quien de la Liga se las sabe de todas todas.

“Él sabe cuándo, dónde y contra quién juegan, sabe todo respecto a su Liga querida. Él ama a la Liga y es su pasión”, contó González.

Mario hasta se llenó de lágrimas de felicidad, al igual que su mamá, cuando vieron la amabilidad del “Machillo” y de los jugadores. El técnico hasta le firmó dos veces la pecosa del recuerdo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Fiebre inyectó a manudos