| Sigue juicio a PIstorius

Exgüila lo echó al agua

Una exnovia de Oscar Pistorius declaró ayer que el atleta solía tener un arma encima y que una vez disparó contra un semáforo después de haberse enojado con un policía que examinó la pistola que llevaba en el carro.

En 2010, año en que Samantha Taylor, que tenía entonces 17 años, conoció a Pistorius, la policía los controló porque su automóvil circulaba demasiado rápido, declaró.

“Cuando un oficial de policía examinó el arma, que Pistorius había dejado en el asiento cuando bajó del coche, Pistorius le gritó al policía y le dijo que no tendría que tocar su pistola”, puntualizó.

Además de estar acusado de matar a su novia Reeva Steenkamp en 2013, Pistorius está acusado de realizar disparos con su arma.

Según Taylor, durante su relación, que culminó en 2012, Pistorius siempre la llevaba encima.

Otro testigo, un guardia de seguridad de la residencia de Pistorius, también declaró ante el tribunal. “Poco después de que se oyeran los disparos en su casa la noche en que murió Steenkamp, Pistorius me dijo: ‘guardia, está todo bien’”, afirmó Pieter Baba.

“Ahí me di cuenta de que Pistorius estaba llorando”, agregó.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Exgüila lo echó al agua