| Abuelo de Bryan Ruíz con mucha emoción

Don Rubén estaba realizadísimo

Feliz como una lombriz estaba don Rubén González por la boda de su nieto y futbolista Bryan Ruíz, este sábado.

El señor se tiró a pista desde las seis a.m. para planear un día que fue de locos en la casa, en San Felipe de Alajuelita.

A un kilómetro y medio vive su hija Rosa, mamá de Bryan y de Yendrick Ruiz.

El ida y vuelta entre las dos chozas, alistando ropa, recibiendo familiares e invitados y afinando detalles fue cosa de toda la mañana y parte de la tarde.

El familión de la “Comadreja” llegó desde varios lugares del país, como San Vito de Java, Pérez Zeledón y hasta San Ramón, pueblo natal de don Rubén.

A González como a otros familiares les tocó un día bastante pesado, sin embargo, entre tanto corre corre sacó un ratito para contarle a La Teja cómo se sentía por la celebración.

Conversó con ambos.Don Rubén cuenta que Bryan le comentó que se iba a casar y quería su bendición.

Él le habló a su nieto, a quien ve más como a un hijo, sobre la importancia de este paso y le pidió que amara mucho a su compañera Carolina Jaikel y principalmente que la respetara y le diera su lugar como esposa.

“Con ella también hablé y le pedí que quisiera mucho a Bryan, que si tiene de nuevo a una mujer en su vida ojalá fuera un ángel enviado por el señor para que lo haga muy feliz”, indicó don Rubén.

Debido a la concentración que mantiene la Selección previo al campamento por el Mundial de Brasil, Bryan y “papi” -como él llama a González- no han tenido mucho chance de verse, pero igual han hablado algunos ratitos.

Otra que se ve muy feliz es la mamá de Bryan, que, “aunque no diga mucho cómo se siente, uno echa de ver que está muy contenta”, aseguró el abuelo del famoso futbolista.

De hecho el vestido color fucsia que vistió la señora ayer, estaba por la mañana en la casa de don Rubén, que fue el centro de operaciones para el bodorrio.

Por su parte, González junto a su hijo y su nieto Yendrick, hermanillo de Bryan, también andaban como muñecos de queque, con trajes oscuros todos ellos.

Preguntones.Dado que la boda de Ruiz sería en el Hotel Real Intercontinetal y con acceso restrigido, como si fuera la boda de un príncipe europeo, los vecinos de Alajuelita y amigos de don Rubén se conformaron con preguntar apenas por la celebración.

Estaba tan dura la entrada a la boda celebrada a las 7 p.m. que de la “Sele” apenas invitaron al portero Keylor Navas y al técnico Jorge Luis Pinto.

El resto de los seleccionados no figuró en la lista de invitados.

Ni que se diga para los reporteros, quienes tuvieron un acceso extremadamente tallado.

Aquello fue una boda ultrasecreta y de encopetados. El mismo Bryan apenas dio detalles de cómo estaba el arroz y hasta una conferencia de prensa armó para hablar del tema una sola vez.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Don Rubén estaba realizadísimo