| Apellido tardó 24 años en ser mundialista

Díaz irá a reinvindicar la sangre

En mayo de 1990 Júnior Enrique Díaz tenía solo seis años y no le caía la peseta de la torta que el serbio Bora Milotinovic se jaló con su familia, cuando dejó al famoso Enrique “el Zancudo” Díaz sin el chance de ir al Mundial de Italia 90.

En una decisión que sorprendió a todo mundo, “el Zancudo” no viajó a Italia a pesar de que fue titular en todos los juegos de aquella eliminatoria.

Ninguna explicación valió la pena de algo que muchos tacharon como una injusticia.

Este sábado, el colombiano Jorge Luis Pinto compensó aquella decisión de Bora y tarde pero seguro puso a un Díaz en un Mundial.

Ahora será al joven defensa a quien le tocará ponerse la “chema” roja de la Sele en Brasil, motivo que llenó de gozo a su tata.

“El Zancudo” es enfático en que no es una revancha y ni siquiera tiene nada que ver con lo que le pasó a él, pues Júnior se ganó las cosas por su propia cuenta, pero sí reconoce que se siente riquísimo ver a la sangre lograr aquello que él no pudo.

“Es una gran bendición ver que Júnior esté en esa lista. Si yo como padre no pude, me alegra muchísimo por mi hijo, es algo que no se consigue ni se logra todos los días, esto es como si hubiera ido yo pues es mi sangre”, comentó Enrique sobre su retoño.

Sorteó serruchos. Para Díaz, uno de los méritos más grandes de su carajillo es que siempre fue fuerte y sorteó críticas y aguantó ser la comedera de muchos que no lo querían en la “Sele”.

Sus consejos siempre estuvieron disponibles para Júnior en esos duros momentos.

“Siempre hubo críticas al principio, se decían muchas cosas, pero fue fuerte, con el tiempo las absorbió y le sirvieron para ir trabajando calladito y consolidarse en los equipos que estuvo”, dijo al respecto estrella de Saprissa en los años 80 y 90.

El ritmo de Júnior en el fútbol europeo fue constante, llegó al Wisla Cracovia en el 2008 y desde entonces no ha salido del viejo continente. Hoy es ficha del Mainz alemán con el que clasificó a la próxima Europa League.

La lesión de Bryan Oviedo le abre espacios en la banda izquierda para llegar a ser parte del once titular de Jorge Luis Pinto en el Mundial. Para su padre eso dependerá del esquema que use el técnico y de cuánto se esfuerce su hijo en los entrenamientos.

“Si Júnior está al 100%, Pinto debe tomarlo en cuenta y Júnior debe ser sincero de lo que puede dar, a la Selección todos le piden y le exigen”, analizó Díaz.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Díaz irá a reinvindicar la sangre