| Bautizaron a beisbolistas del equipo prejuvenil de “Chepe”

Derrota los dejó sin pelo

A cuatro integrantes del equipo prejuvenil de béisbol de San José los dejaron con la jupa rapada y sin derecho a chistar.

Todo formó parte del “bautizo” que les hicieron los compañeros, quienes les habían advertido que si perdían el primer partido les cortarían el pelo.

La mejenga fue el domingo pasado y cayeron 12 a 11 contra Puntarenas.

Las víctimas fueron Franco Hernández, Sebastián Acevedo, Cristopher Argüello y Jeaustin Navarro.

“Me agarraron entre tres, me metieron al cuarto, me sentaron y me rasuraron la cabeza”, dijo Franco, de 14 años.

El adolescente añadió que al tratarse de una tradición no le molesta y algunos compas le dijeron que con el nuevo “look” parecía una piña.

“Me dicen que me hubiera rapado todo pero pienso dejarme el resto (de pelo) y cuando llegue a San José me lo arreglo”, añadió con humor el beisbolista, quien participa en sus segundos Juegos Nacionales.

Por su parte, Eduardo Álvarez, del equipo juvenil de San José, fue el que empuñó la rasuradora.

“En los Juegos siempre se ha quedado en bautizar a los que van por primera vez, es algo de tradición y vacilón. Era castigo (si perdían el primer juego)”, añadió.

Álvarez, de 19 años, explicó que los peinados que le harán a cada atleta los deciden cuando los chiquillos están sentados en lo que ellos llaman el “banquillo de los acusados”.

Colaboró Sofía Quesada.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Derrota los dejó sin pelo