| Moravianas sortearon muchos obstáculos para celebrar título en fútbol femenino

Chicas tiraron barreras

Un equipo humilde pero con un gran sueño y una actitud ganadora logró coronarse campeón del fútbol femenino costarricense, el viernes anterior.

En apenas su primera temporada en la primera división, tras ascender el año anterior, Moravia y sus chiquillas trabajaron con paz y confianza para quitarse muchos obstáculos.

Moravia derrotó 5-1 a Arenal Coronado como locales en el juego de vuelta de la final nacional.

Lo que no esperaban, como confesó el propio Paul Mayorga, técnico de las moravianas y preparador de porteros en la Liga, es que el título llegara así de rápido.

El objetivo del equipo era asentarse al ritmo de la primera y luego clasificar a las semifinales, después todo era ganancia.

“Eramos el benjamín y salimos campeones, no podemos pedir más, uno queda muy satisfecho con los resultados conseguidos porque el esfuerzo de las muchachas fue muy grande”, dijo Paul.

Jóvenes guerreras.Algo que nunca hicieron las chiquillas moravianas fue rendirse ante los obstáculos a pesar de la gran juventud del grupo.

Todas debían cuadrar sus trabajos, estudios y horarios para poder entrenar y en algunos casos hasta con dificultades económicas para comprar tacos e incluso los pasajes de autobús.

Wendy Acosta, una de las figuras del equipo a quien Mayorga llevó para ganar un poco de liderazgo y experiencia en el plantel, pone el cariño que todas se tomaron entre sí como clave.

Ella dedicó el título a su familia, amigos, compañeros del equipo y a la preescolar Connel Academy donde trabaja como maestra.

“Acá aportamos consejos, no hubo egoísmos ni mala competencia, nos convertimos en una familia donde todas nos ayudamos”, destaca Acosta, quien llegó en julio del año anterior, tras aprovechar una beca en los Estados Unidos.

Ella junto a figuras como Dinia Díaz, la portera, Karol Sánchez y Yerling Rojas, la #10 del equipo, guiaron al grupo con promedio de edad de 20 años.

Este mismo grupo, a excepción de esas cuatro fichas, será la representación de Moravia en el fútbol femenino de los Juegos Nacionales, que arrancaron ayer.

Polémica final. Karla Alemán, técnico de Arenal, no metió excusas ante la derrota de su equipo, pues reconoce el nivel y mérito de las campeonas pero quedó muy molesta con la organización.

Alemán pretendía que la final se aplazará a finales de marzo, para descansar un poco a las jugadoras por la carga de trabajo tan fuerte.

Las chiquillas jugaron seis mejengas en dos semanas, por eso califica como mala la planificación de los organizadores en el final.

En lo deportivo dijo que su equipo arrancó bien pero no pudo mejorar después d el segundo gol rival, indicó Alemán.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Chicas tiraron barreras