| Defensor merengue tenía un partido flojo pero al final fue héroe

Cabecita de oro salvó el día

Sergio Ramos pasó de ser recordado por un penal que tiró a las nubes y eliminó a su equipo, hace dos años en la semifinal de la Champions, a anotar el gol que les abrió el camino a la décima Copa Europa, este sábado, en Lisboa.

El defensor, héroe merengue, afirmó que el equipo hizo historia y que se merecían la “Décima” después de tantos años de esfuerzo.

“Ha sido increíble. Ese gol no es mío, es de todos los madridistas, de mi familia, de mi mujer y de mi niño y se lo dedico también a mi abuelo”, dijo el defensa sevillano a TVE.

Ramos destacó que el Atlético ha sido un “grandísimo rival y un campeón de Liga merecido”.

Sobre el abrazo que le dio al portero Iker Casillas al empatar comentó: “Después de vivir lo malo y lo bueno en milésimas de segundo nos debíamos ese abrazo”.

Renglón aparte tuvo el zaguero en esta Champions, quien se sacudió de las críticas marcando goles en momentos claves, como ante el Bayern Múnich.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Cabecita de oro salvó el día