| Visitó a niños afectados por el tifón Haiyán en Filipinas

Beckham sacó el lado más tierno

David Beckham visitó ayer la devastada ciudad filipina de Tacloban como parte de los esfuerzos de socorro de la Unicef.

La ciudad todavía batalla para hacer frente al impacto del supertifón Haiyán, que la azotó el 8 de noviembre, con un saldo de más de 6.200 personas muertas y decenas de miles que siguen sin hogar.

El exfutbolista inglés fue recibido por cientos de sobrevivientes que viven en tiendas de campaña suministradas por las Naciones Unidas afuera de un estadio.

“Me sentí humilde al visitar Tacloban y ver cómo la gente está tan llena de vitalidad a pesar de la devastación que han sufrido. Cerca de 6 millones de niños se ven afectados y muchos han perdido a sus seres queridos”, dijo Beckham, según lo citó una declaración de la Unicef.

Beckham chocó sus palmas con los niños y posó para fotografías dentro de una gran carpa blanca que se utiliza como salón de clases. Algunos le mostraron sus dibujos.

Se quitó los zapatos al entrar en una tienda de campaña donde vive una familia y acarició las manos de un bebé dormido mientras hablaba con sus familiares.

Los funcionarios y el personal de este programa de las Naciones Unidas no dijeron sobre qué conversaron durante su estancia de media hora.

Este fue el segundo viaje del astro del fútbol a Filipinas como embajador de buena voluntad de la Unicef.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Beckham sacó el lado más tierno