| Gesto de chinear a un bebé llega a los 20 años muy imitado

Bebeto dejó una gran herencia

Es el Mundial Estados Unidos 1994 y Bebeto pretende arrullar a un bebé en sus brazos para festejar un gol.

Sin saberlo, el atacante brasileño hace entrar el gesto en el campo de la leyenda y 20 años más tarde, éste le garantiza una carrera política y una exposición a su gloria.

José Roberto Gama de Oliveira, Bebeto (diminutivo de Roberto), celebraba así el nacimiento de su hijo Mattheus.

Insólitamente fue un festejo más que un gol o un título lo que forjó la identidad de este jugador, cuarto mejor goleador en la historia de la selección de Brasil (39 goles) que disputó dos finales de Copa del Mundo (Estados Unidos 1994 y Francia 1998).

En el camino al cuarto título mundial de la Seleçao, en la Copa del Mundo de Estados Unidos, marcó un gol en la victoria 3-2 contra Holanda en cuartos de final y todo sonrisas comenzó a balancear los brazos de un lado a otro, ligeramente arrollados, como si acunara a un bebé. Mazinho y Romario corrieron a su lado e imitaron su gesto durante unos diez segundos.

“Creo que va a durar para la eternidad”, dijo Bebeto al festejar sus 50 años y los 20 del famoso gesto con una exposición en Rio de Janeiro que le rinde homenaje. “Fue un gesto espontáneo, lleno de amor, de ternura. Un gesto tan simple, tan espontáneo, venido del corazón. Era un homenaje para mi esposa y mi hijo (recién nacido). No sabía que iba a tener toda esta repercusión”, manifestó.

Muy imitado. El gesto se hizo famoso desde entonces y es muchas veces utilizado por goleadores que acaban de ser papás, aunque a veces algunos prefieren chuparse el dedo o se ponen el balón bajo la camiseta para simular un embarazo.

Mattheus, actualmente un modesto jugador profesional del Flamengo, creció con ese gesto y se dio cuenta de su importancia a los 12 o 13 años. “Hoy, adonde voy, cuando las personas se enteran que soy el hijo de Bebeto, me hacen el gesto y me piden que lo repita”, explica Mattheus.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Bebeto dejó una gran herencia