| Ejecutarán a reo con inyección letal

Le tocó la dosis de justicia

Autoridades de la Florida ejecutarán a Eddy Wayne Davis, con inyección letal, el próximo 10 de junio por secuestro, violación y asesinato en 1994 de Kimberly Waters, de 11 años, hija de su exnovia.

Los hechos ocurrieron en marzo de 1994, cuando Davis irrumpió en la casa de la mujer en el centro de Florida, buscaba dinero para beber y encontró a la niña durmiendo en la cama de la madre. El reo, según los documentos, le tapó la boca a la menor y la secuestró. Poco después, abusó de la menor en su casa rodante, la golpeó y asfixió con una bolsa plástica. Una vez consumado el delito, arrojó el cadáver en un contenedor de basura.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Le tocó la dosis de justicia