| Locutor de radio tuvo que escoger entre la radio y la pareja

Se quedó con mami

Alfredo Angulo Obando, de 63 años, tuvo que tomar una de las decisiones más difíciles de su vida: dejar su gran pasión por un amor.

Oriundo de Mansión de Nicoya y tapicero de profesión llegó a Pital de San Carlos hace 37 años, donde 10 añitos más tarde se enamoró de la radio, de la que se alejó el sábado anterior por otra mami, Doris Larios Gómez.

Don Alfredo estuvo al frente del programa Joyero Musical, de la emisora cultural de Pital, todas las mañanas durante los últimos 27 años por espacio de una hora, algo que sin duda lo hizo ganarse el cariño de todos los sancarleños.

Minutos antes de las 7 a. m., cada día se montaba en la bicicleta y sin importar el sol o la lluvia se dirigía a la radio a conducir el programa.

Al divorciarse de la esposa Angulo, papá de cuatro hijos, conoció a Larios de quien poco a poco se enamoró.

El programa radial reúne canciones viejas de los años 80 llenas de romanticismo con las que fue llegando al corazón de su ahora amada hasta conquistarla a punta de detalles.

Angulo la conoció en una soda donde iba a desayunar casi a diario porque ella era la cocinera estrella, es decir, le entró por donde era.

Hace cinco años la señora tuvo que marcharse hacia Los Chiles, en la frontera con Nicaragua, para hacerse cargo de una propiedad que tiene ahí y el amor con el locutor comenzó a distanciarse.

El enamorado señor viajaba todos los fines de semana más de 100 kilómetros para reunirse con su amada, pero la distancia afectaba la relación. De ahí que tuvo que escoger entre la radio o estar cerca de su amorcito.

Tomada la decisión, don Alfredo se despidió de los oyentes del programa el sábado anterior después de tantos años de compartir vivencias con ellos.

“Tuve que dejar este amor por otro amor, los dos nos necesitamos y queremos estar juntos”, dijo Angulo.

Agregó que dejar la radio fue duro pero espera algún día poder acomodar su vida y regresar para morir junto con sus dos amores.

Él se llevó muchos recuerdos y anécdotas, por ejemplo, dejar, sin saberlo, el micrófono abierto y hablar con alguien mientras todos lo escuchaban, además de ser el canal para que muchas parejas se enamoraran, se pelearan y también se reconciliaran.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Se quedó con mami