| Autoridades desconocen causas de doble homicidio en Heredia

Sin pistas de asesinos

Los últimos minutos de vida del mecánico Dagoberto Salas Sandí y un joven identificado como Manuel Aguilar Quirós, de 21 años, son un verdadero misterio.

Ambos fueron asesinados dentro de la vivienda de Salas en urbanización Las Rosas, en San Juan de Santa Bárbara de Heredia.

El doble homicidio ocurrió a las 7 p. m. del viernes y aún no están claros los motivos, según lo confirmó Francisco Morales, jefe policial de Heredia.

“Nos informaron de la situación y al llegar la casa estaba bastante desordenada, pero desconocemos si se robaron alguna pertenencia. Pareciera que utilizaron un revólver, pues dentro de la casa no se encontraron casquillos. El dueño de la casa, Dagoberto, pareciera que no tiene antecedentes, tampoco es reconocido por la Policía”, dijo el oficial.

Doble versión. Algunos vecinos, quienes por temor a represalias no se identificaron, indicaron que fue desde un carro que le dispararon a las víctimas.

Sin embargo, las autoridades dicen que cuando llegaron encontraron a Aguilar Quirós muerto y amordazado en la cocina.

Supuestamente cuando Dagoberto llegó a la vivienda y se dio cuenta de lo que sucedía salió al frente y fue el momento en que le dispararon.

La víctima recibió dos balazos en el pecho, por lo que cayó abatido en la acera.

Los cruzrojistas intentaron salvar a Dagoberto y lo llevaron de inmediato al hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, pero falleció al ingresar.

De Lomas. Francisco Morales agregó que el joven de 21 años es oriundo de Lomas de Pavas; no obstante no tienen detalles si en esa zona tenía problemas.

La Policía desconoce la razón por la cual Aguilar estaba dentro de la casa de Salas.

Dagoberto era el mecánico de la comunidad. Él vivía solo y los vecinos indicaron que le decían de cariño “Español”.

Dejaron un arma. Cerca de los restos del muchacho quedó un arma de fuego calibre 38. Se desconoce si le pertenecía a Salas o si estaba inscrita.

Los oficiales del OIJ llegaron ayer a las 10 a. m. al lugar de los hechos y se encargaron de levantar evidencias para tratar de esclarecer los motivos del crimen.

Algunos de los parientes y allegados de los fallecidos se acercaron hasta la casa, donde entre abrazos de consuelo se daban el pésame. Ellos dijeron que no querían referirse a lo sucedido.

Las autoridades ahora centran las investigaciones con las personas más cercanas de los fallecidos, para recolectar información que les permita determinar el móvil.

Creo que...

Edith Rodríguez

Diana Méndez

Conocida

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Sin pistas de asesinos