| Papa Francisco como Pink Floyd

De muro en muro

El papa Francisco oró ayer en el conocido Muro de los Lamentos, en el sector occidental de Jerusalén, el lugar de oración más sagrado para los judíos.

Ya el domingo había orado en otro muro, en la polémica división levantada por el Ejército israelí que aisla la mayor parte del territorio palestino y complica, diariamente, la vida a miles de personas.

En el Muro de los Lamentos, Francisco inclinó la cabeza mientras oraba y tocó la pared, la única que sigue en pie del segundo templo bíblico.

Dejó en una de las grietas del muro, como dicta la tradición, una nota con el texto del Padrenuestro escrito en su español natal.

Cuando el papa Juan Pablo II visitó el muro occidental en el 2000 dejó una nota pidiendo perdón por el sufrimiento causado a los judíos por cristianos.

El papa Benedicto XVI colocó una nota en la que pedía por la paz para cristianos, musulmanes y judíos.

El viaje de Francisco ha estado mercado por su sorpresiva invitación a los presidentes de Israel y Palestina para que acudan al Vaticano a rezar por la paz el mes próximo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: De muro en muro