| Cinco mil personas sin agua en Osa

Un medidor los dejó a secas

Cerca de cinco mil personas amanecieron ayer sin “guata” en Palmar Norte de Osa por culpa de un medidor.

Resulta que el medidor de electricidad del ICE, que le da la energía al plantel del AyA explotó y se quemó totalmente.

La explosión provocó que el plantel se quedara sin energía eléctrica por lo que no se podía bombear el agua para los cerca de 1.300 abonados de Palmar Norte, según lo confirmó Olger Moscoso, encargado de la Oficina del AyA en Osa.

Ante la situación, los funcionarios del AyA mañanearon tempranito y bretearon con todo para tomar agua de una quebrada que está al aire libre y así suministrar el preciado líquido lo antes posible a algunos pobladores.

La “guata” no es potable por lo que recomiendan no consumirla y utilizarla en las actividades diarias. El AyA puso dos vehículos cisternas a repartir agua entre la población del distrito para que cubrieran sus necesidades.

En las escuelas y coles suspendieron las lecciones.

Moscoso aseguró que si fue el medidor el que sufrió el daño , el servicio podría volver pronto, pero de lo contrario necesitarían hacer otras evaluaciones del sistema.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Un medidor los dejó a secas