| Danny vio hecho realidad el sueño que construyó desde güila

De juntabolas a campeón

A los 15 años, Danny Carvajal era un chavalillo que jugaba en las ligas menores de Saprissa.

En ocasiones se metía como juntabolas a las mejengas y soñaba alto: defender el marco morado y tener una medalla de campeón.

Diez años después Carvajal cumplió aquella ilusión como el guardián de la meta del Sapri en la final ante la Liga.

“Es un partido soñado para uno desde niño, jugar en este estadio lleno y darle esta alegría a la afición para uno es importantísimo”, destacó el portero

A Danny le tocó responder a la hora tatá, al ser el titular tanto en las semis como en las mejengas por el título por la lesión del mexicano Luis Michel, dueño del puesto. Aunque en los partidos ante los rojinegros no fue muy exigido, el meta respondió como los grandes cuando hubo peligro.

“Hay que ser sincero, no me esperaba jugar estas instancias, a medio torneo uno veía que no jugaba y pensaba en eso, pero Dios tiene todo pensado. Yo siempre trabajé para ser titular”, reveló Carvajal.

La mejor tapada en la mejenga del sábado fue un vuelo que se pegó para sacar un peligroso remate de Johan Venegas a los 83 minutos.

Un sabor diferente. Aunque Danny ya sabía lo que era ser campeón, pues lo fue con Brujas en el Invierno de 2009, lo conseguido el sábado tiene un toque especial.

En aquella temporada, jugó solo tres partidos, por lo que se echó todo el rollo desde la banca.

Ahora con un equipo como Saprissa donde el título es una obligación, se siente más dulce.

“Hoy (el sábado) habían 21 mil personas en este estadio pidiendo ese título, eso nos alentó muchísimo y nos comprometió para sacar esto adelante”, aseguró el guardameta.

En el 2009, Brujas salió campeón ante Puntarenas FC, pero ahora el Monstruo lo hizo ante su archirrival, aunque dice que para él un título vale contra cualquiera.

“En mi caso, sea la Liga, Herediano u otro equipo uno tiene que disfrutar ser campeón, porque es un esfuerzo muy grande que se realiza durante toda una temporada”.

Danny tiene trazada una próxima meta, jugar Concacaf con la S y poder recuperar el brillo internacional.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: De juntabolas a campeón