| Alberga un millón de almas y muy pocos en nueva york la conocen

La isla de los muertos

Es uno de los lugares más extraños de la ciudad y la mayoría de los neoyorquinos ignoran incluso su existencia: una isla casi inaccesible en el este del Bronx alberga un millón de almas enterradas en fosas comunes.

Hart Island es uno de los cementerios más grandes de Estados Unidos y sirve de descanso final a bebés muertos durante la gestación o fallecidos poco después de su nacimiento, a pobres, indigentes, sin techo y desconocidos. Es además uno de los cementerios menos frecuentados, ya que es casi imposible visitarlo. No hay lápidas y mucho menos nombres. Cada fosa común está marcada con un simple mojón blanco, a veces de plástico.

Los muertos son sepultados cuatro días por semana por reos de la prisión de Rikers Island.

Hay unos 150 ataúdes de adultos por fosa común y unos 1.000 niños en cajones minúsculos de pino identificados con un número en fosas separadas.

En total, unas 1.500 personas son enterradas anualmente en el lugar. Según las autoridades, cerca de un millón de cadáveres han sido sepultados en Hart Island desde 1869.

Ni las cámaras fotográficas ni las de televisión están autorizadas en esta isla deshabitada. Y no cualquiera puede llegar al lugar.

Administrado por el Departamento de Prisiones de Nueva York, Hart Island es un vestigio de otra época y ha albergado de manera sucesiva un campo de prisioneros de guerra, un hospicio, una prisión, un asilo de mujeres e incluso una base de misiles antiaéreos.

El único embarcadero para trasladarse al lugar está prohibido al público, enrejado y protegido con alambre de púas.

Durante mucho tiempo los registros del cementerio fueron inaccesibles. Algunos se perdieron y otros se incendiaron, por lo que muchas familias no podían saber si uno de sus miembros había sido enterrado en Hart Island.

No existía ningún mapa del lugar hasta 2009, según Melinda Hunt, una artista que lucha para que el cementerio sea abierto a los familiares de los muertos.

Pero el Departamento de Prisiones explica que no puede recibir visitantes porque carece de infraestructura en esta isla cuyos edificios abandonados se encuentran en ruinas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: La isla de los muertos