| 7.000 ciudades en 160 países se apagaron anoche

Un grito mundial a oscuras

La Ópera y el puente de la Bahía de Sídney apagaron sus luces anoche para unirse a la campaña ecológica de la Hora del Planeta, convirtiéndose en los primeros lugares emblemáticos del mundo que apuntaron en este acontecimiento. En China, un país que participa en la causa por sexto año consecutivo, hasta 147 ciudades se apagaron entre las 8:30 a. m., y las 9:30 p.m.

La capital china, por ejemplo, dejó a oscuras sus instalaciones más carismáticas del parque olímpico, el estadio Nido de Pájaro y el centro de natación Cubo de Agua.

En el mundo las luces se apagaron en más de 7.000 ciudades y 160 países.

“Lo bueno de la Hora del Planeta es que le recuerda a la gente que se necesita una respuesta mundial”, afirmó Anna Rose, gerente nacional de la Hora del Planeta para Australia, el país donde comenzó este movimiento en el 2007.

“Es muy hermoso cuando la gente apaga sus luces en la Hora del Planeta y sabe que se une a otras personas en 154 países”, añadió.

Los australianos se concentraron en la Gran Barrera de Coral. Los ecologistas temen que si no se toman medidas urgentes, esta zona sufrirá daños irreversibles a causa del cambio climático.

Este acontecimiento, organizado por el World Wildlife Fund (WWF), fue coordinado desde Singapur.

La Hora del Planeta, también llamada Hora de la Tierra, comenzó en el 2007 en Sídney, pero la idea se extendió rápidamente a todo el mundo.

Hombre Araña se apuntó. Apagar las luces innecesarias, cuidar el agua o elevar un par de grados la temperatura del aire acondicionado son pequeños gestos que pueden ayudar a la preservación de la Tierra, afirma Andy Ridley, cofundador del evento la Hora del Planeta.

“El gran poder de la Hora del Planeta es tener cientos de millones de personas de todo el mundo uniéndose a un propósito común. Es una cosa increíblemente poderosa”, dijo el consejero delegado del evento en Singapur.

“Apagar las luces es un paso sencillo por el que empezar, pero después es fácil continuar haciendo labores. Solo tienes que fijarte un proyecto y disfrutarlo mirando al futuro”, asegura Ridley, quien afirma que este proyecto es un “acto de esperanza” .

El activista, junto a parte del elenco de actores de “ The Amazing Spiderman 2. El poder de Electro” , acudió al apagón de las luces de los rascacielos que rodean la lujosa bahía marítima de Singapur.

“Hay una verdadera conexión entre ‘Spiderman’ y un evento como este. Es una asociación muy bonita que busca la participación de los más jóvenes y se concienticen de lo que le está pasando al mundo. De ver a la Tierra como un hogar al que tenemos que proteger” , declaró Andrew Garfield, quien encarna al superhéroe arácnido.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Un grito mundial a oscuras