| Laura Chinchilla se va de viaje a Europa

Le dieron la bienvenida a mamá

La hoy expresidenta Laura Chinchilla vivió ayer un día muy diferente al de hace cuatro años, cuando asumió el poder.

Ella le entregó el poder a Luis Guillermo Solís y desde ese momento dio el primer paso para volver a estar más tiempo con su hijo y su esposo.

Dejó atrás las broncas del Gobierno para entrarle de lleno a una tarea pendiente: acomodar su casa, la cual, según ella, ha tenido un poco abandonada.

Al regresar un cartel de “bienvenida a casa, mamá” fue lo que llamó más su atención. Su hijo José María fue el que lo preparó.

Pero antes de acomodar los chunches, la “expresi” saldrá del país rumbo a Europa para pasar unos días con la familia.

Otros tiempos. El 8 de mayo del 2010, cuando ella iba a asumir el poder, abrió las puertas de su casa, en residencial Villa Real, en Santa Ana, a las 9:50 a.m. para que los periodistas tomaran escenas de su desayuno.

Ayer, el ambiente fue abismalmente distinto. No dejaron que la prensa se acercara a la entrada principal del residencial y solo había un grupo pequeño de periodistas a la espera de una reacción.

Hasta los guardas se pusieron “espesos” porque se hicieron tomas de la fachada.

Finalmente, atendió a los comunicadores frente a la entrada del residencial, a eso de las 9:25 a.m., en compañía de su esposo José María Rico y sus padres.

Dijo que estaba muy agradecida con Costa Rica, que se sentía emocionada y que le deseaba muchos éxitos al nuevo “presi” Luis Guillermo Solís.

“Me siento muy emocionada porque nuestra democracia conmueve, a pesar de los nubarrones que se interponen, a pesar de debates intensos, a pesar de nuestras diferencias siempre seguiremos protegiendo este importante ritual”, aseguró Laura, quien no pudo ocultar la nostalgia.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Le dieron la bienvenida a mamá