| La “perra de chopper” se dio a respetar

Se arrancó al infiel

Después de que Torz Reynolds descubriera la infidelidad del que pensaba era el hombre de su vida, decidió tomar medidas drásticas para “arrancárselo” de una vez por todas y para siempre.

Enamorada, Torz se había tatuado el nombre de su novio en el brazo, pero tras descubrir el engaño tomó un bisturí y se cortó el pedazo de piel en donde se podía leer “Chopper’s Bitch” (Perra de Chopper), frase que incluía el nombre de su ex, Stuart “Chopper”.

La mujer, de 26 años, que vive en Londres, utilizó pinzas para estirar su piel y poder cortar el pedazo de piel que la incomodaba.

Y es que el engaño de Stuart fue cruel; le dijo a Torz que lo habían mandado a trabajar a Alaska, de hecho, la llevó al aeropuerto y lloró frente a ella durante su despedida, asegurando que la amaba y que la extrañaría como nadie.

¡Mentira! poco tiempo después, Torz descubrió que el infame Stuart se había ido a vivir un tiempo con otra mujer en Essex, con la que por cierto había estado manteniendo un romance durante 6 meses previos a su supuesta partida.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Se arrancó al infiel