| Abuelas porteña y morada se encontraron en el “Lito” Pérez

161 años de pura pasión

Un par de “güilones” se dejaron ver ayer en el estadio “Lito” Pérez de Puntarenas. Se trata de dos aficionadas muy pintorescas que nunca dejan de acompañar a su equipo.

María Cecilia Núñez, de 87 años, y Rosemary Vega, de 74, aprovecharon el partido del Puerto y Saprissa para conocerse.

“Me gustó mucho encontrarme con la abuela morada”, dijo Rosemary, la abuelita porteña.

Rosemary contó que sólo de vista conocía a “Ceci”, quien vive en San Ramón de Alajuela y es, posiblemente, la morada más famosa.

“Mi pasión es ir a los estadios para apoyar a Puntarenas. Tengo 74 años y desde que tengo uso de razón he sido porteña hasta la muerte. No logramos ganar pero por lo menos sacamos un empate y un punto”, agregó la puntarenense, vecina de Barranca.

Este par de chiquillas son fieles a sus equipos y ayer no salieron desilusionadas, porque ambas consiguieron un puntito.

María grita a los cuatro vientos su amor por Saprissa, mientras que Rosemary lleva a la Perla del Pacífico en el corazón.

Entre las dos señoras suman 161 años, sin embargo, la edad que tienen no les arruga lo hinchas que son, porque ellas entregan en la gradería la energía que podrían dar dos carajillas de 15 años.

Besos, saludos, fotos, abrazos y buenos deseos intercambiaron estas dulces aficionadas.

“Yo viajo a todos los estadios a apoyar a mi querido equipo (Saprissa) y uso la vestimenta que me identifica como una morada de corazón, sin importar el frío y el sol, estoy donde mi equipo está”, enfatizó María Cecilia.

La abuela morada apenas vio a Rosemary en la entrada del “Lito” Pérez, no dudó en saludarla.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: 161 años de pura pasión