| Accidente lo hizo cambiar de planes

El Zurquí asustó a “Hulk”

Los planes de Antonio “Hulk” Salazar, el nuevo refuerzo del Santos, cambiaron radicalmente el pasado lunes 17 de febrero, debido al accidente de tránsito en el que murió una pareja en el Zurquí.

Y es que Salazar tenía todo organizado para viajar de San José a Guápiles para entrenarse, pero con esa noticia ahora mejor anda buscando chante cerquita del estuche para evitar los traslados.

“Los primeros planes eran llegar a San José y estar viniendo todos los días a Guápiles, pero vimos la distancia y lo peligroso de la carretera. Mejor optamos por vivir aquí que la verdad está tranquilo y se puede pasar bien”, aseguró el delantero azteca.

Salazar ha aprovechado el tiempo esta semana, pues después de los entrenamientos jala con la gente del Santos para ir a buscar choza en las cercanías del estadio Ebal Rodríguez.

“Hulk” dice que ha sentido el cambio pues en México las ciudades son muy grandes, pero asegura que no le desagrada lo que ha visto, pues se trata de un pueblo con gente muy tuanis por lo que espera acostumbrarse pronto a su nuevo estilo de vida.

“Si fueran otras circunstancias sinceramente hubiéramos vivido en San José, pero también está el tema del descanso y no ayuda el estar viajando todos los días”, agregó Antonio.

Bien recibido. En los primeros días de entrenamiento “Hulk” la ha pasado pura vida.

“Este es un cambio enorme, pero me he sentido bien arropado por mis compañeros y la gente. Son muy humildes y con buenos sentimientos, en ese aspecto me he sentido como en casa”, dijo el delantero nacido en la ciudad de Tampico, estado de Tamaulipas.

Antonio dice que ya todos en el Santos le dicen “Hulk”, como lo bautizaron desde pequeño allá en México.

“(El apodo) Me lo pusieron desde las fuerzas básicas en Chivas y se me fue quedando. Lo hicieron por el tamaño, cuando tenía catorce años estaba grande en comparación con los niños de esa edad”, contó el refuerzo guapileño y quien al principio llega por seis meses al club santista.

Según Antonio no fue complicado tomar la decisión de venirse al país, pues el proyecto fue bueno y como es soltero, ni siquiera dejó un amor por allá.

“Apenas tengo veinticinco años y dedicado cien por ciento al fútbol. A lo mejor regreso ya casado con una tica”, dijo riendo.

“Hulk” ya está poniéndole bonito y solo espera que le den el permiso de trabajo para debutar.

Eso podría ocurrir en la mejenga de mañana, cuando Santos reciba la visita de Pérez Zeledón a las 7 de la noche.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: El Zurquí asustó a “Hulk”