| Pareja dio un gran ejemplo cívico

Voto le ganó al fuego

Doña IsolinaRojas y su pareja Henry Artavia son un ejemplo de amor a la democracia, ya que ni el hecho de haber perdido la casa en un incendió les quitó el deseo de acudir a las urnas.

Ellos fueron a votar a la escuela del barrio Cedral, en San Carlos, pero poco antes de dar el crayolazo les avisaron que se les quemaba la casita.

De inmediato regresaron al precario Meco, que está a un kilómetro y medio del “hospi” de San Carlos. Cuando llegaron vieron que su casa y otras tres más quedaron en cenizas.

Pese al dolor que estaba sintiendo por haberlo perdido absolutamente todo, doña Isolina decidió seguir adelante e ir a votar.

“Fui por el deseo que tenía y porque es un deber que debía cumplir. No lo hice pensando en que me puedan ayudar”, dijo la señora llorando.

Mientras ella se iba para las urnas de votación, Henry se quedó buscando entre los escombros para ver si lograba rescatar algo que pudieran utilizar. Él aseguró que una vez que finalizara con esa tarea también iría a votar.

Un ejemplo para aquellos que se sumaron al abstencionismo.

Días atrás la pareja había decidido que los votos serían para Luis Guillermo Solís.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Voto le ganó al fuego