| Homenaje para Sam Berns

Vivirá para siempre

El nombramiento de un campo de atletismo, en Foxborough High School, fue aprobado el lunes en honor de Sam Berns.

El exestudiante, gran amante de los deportes, murió a los 17 años el pasado 10 de junio, y parecía un viejito debido a la progeria, una rara enfermedad genética que acelera el proceso de envejecimiento.

Sam Berns fue un valiente adolescente, alumno de secundaria, que vivió más que el promedio habitual de los que padecen esta enfermedad.

Su historia fue el corazón del documental de la HBO “Life According to Sam (La vida según Sam)”.

Berns fue diagnosticado a los 22 meses de edad. Sus padres, los doctores Leslie Gordon y Scott Berns crearon la Fundación de Investigación de Progeria en 1999 para encontrar la causa, el tratamiento y la cura.

“No me pongo delante de ti para que te sientas mal por mí, lo hago para hacerte saber que no hay necesidad de que te sientas mal. Esta es mi vida, y la progeria forma parte de ella”, explicaba Berns en el propio documental.

La progeria afecta a pocos centenares de personas de todo el mundo y los niños viven un promedio de 13 años.

El paciente de forma muy rápida comienza a perder el pelo, grasa corporal y las articulaciones se endurecen.

“Amé a Sam Berns y soy más rico por haberlo conocido”, dijo el dueño del equipo de fútbol americano New England Patriots, Robert Kraft.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Vivirá para siempre