| Vecinos de seis fallecidos en choque están consternados

Tragedia golpeó Las Palmas

En la urbanización Las Palmas, en la Guácima en Alajuela, de lo único de lo que hablan es de la dolorosa muerte de sus vecinos: tres adultos y tres chiquitos.

Desde que se enteraron de que el carro en que sus conocidos se habían ido a pasear, el domingo a Puntarenas, se estrelló de frente no han podido dormir.

Durante toda la mañana de ayer con varias alcancías pidieron ayuda para los entierros.

Los fallecidos chocaron a las 2 de la tarde contra un Mitsubishi 4X4, 150 metros antes del puente sobre el río Jesús María, en sentido San José - Puntarenas.

En el Hyundai viajaban Etilma Roxana Anchía Varela, de 39 años, y su compañero sentimental (chofer) el nicaragüense Marvin José González Anchía.

Además iban Nancy Mora Soto, de 26 años, sus hijitos Manfred Arauz Mora, de 11 años; Jerson Arauz Mora, de 9, y Jairo Mora Soto, de 6 añitos. Todos fallecieron.

Una hija de Roxana, de 12 años, lucha en el Hospital Nacional de Niños (ver nota aparte).

La pareja que viajaba en el Mitsubishi está fuera de peligro. A ellos los atendieron en el Hospital Monseñor Sanabria.

“Ellos eran muy buenas personas, todos vivían en la misma casa, entonces eran muy unidos. Es una tragedia que lo sacude a uno, nos organizamos para tratar de ayudarle a los familiares y a los otros hijos de Roxana.

“Don Marvin no tiene familia en el país, entonces no sabemos cómo se va hacer con él”, dijo Floribeth Murillo, una de las vecinas más afectadas.

Inexperto. Los lugareños aseguran que Marvin había comprado el carrito hacía poco tiempo y que no era mucha la experiencia que tenía para manejar. No tenía licencia, por lo que creen que la falta de conocimiento de la carretera y la velocidad desencadenó la tragedia. Al parecer, la ida al Puerto se decidió el sábado en la noche.

Doña Rosa Vindas, quien vive cerquita en la urbanización Langosta, es la abuelita de Nancy Mora, la mamá de los tres chiquitos, y aún no puede creer lo sucedido.

“Todavía está uno que no lo cree, Nancy fue una buena madre, ella siempre andaba con los chiquillos, nunca los dejaba solos y hasta el día de su muerte se fueron juntos al cielo”, dijo la abuelita.

La familia de Nancy no sabía que ella y sus amigos iban para la playa, pues más bien los niños siempre llegaban a pasear y los estaban esperando porque tenían una fiesta de cumpleaños de un amiguito.

“Ellos eran unos chiquitos de lo más juguetones, tenían sonrisas de angelitos, siempre andaban con Nancy, ella se apuntaba a jugar con ellos, aunque eran humildes parecía que eran muy felices, esta es una noticia que le golpea el corazón a cualquiera”, contó Ana María Garita, allegada.

Roxana y Nancy trabajaban vendiendo pan en fábricas o granjas cercanas, la pulseaban en lo que les dieran oportunidad. Marvin trabajaba en construcción.

Las familias esperaban recibir los cuerpos ayer. En el caso de Roxana y Marvin, sus cuerpos serían velados en el salón comunal de Las Palmas, mientras que Nancy y sus angelitos son velados en el salón comunal del centro de la Guácima.

Los funerales serán hoy a las 8 de la mañana en la iglesia de la Guácima.

Las víctimas

Etilma Roxana Anchía Varela

Nancy Mora Soto

39 años, comerciante, La Guácima

26 años, comerciante, La Guácima.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Tragedia golpeó Las Palmas