| Hijo de “Pilo” permaneció siempre al lado de sus restos

Tata lo acercó a Dios

El mejor regalo que Diego Obando pudo haber recibido de su tata, “Pilo”, es una Biblia que le entregó hace unos años.

Según recordó el hijo del carismático narrador, en aquel momento no le tomó importancia sino hasta hace unos cuatro años cuando gracias a él conoció más de Dios.

Ese acercamiento con el de Arriba y la dedicación que tenía por el trabajo son dos de las enseñanzas que Diego dice que nunca olvidará.

“Me enseñó el amor al trabajo, ser emprendedor, nunca decirle no a las cosas y ser un innovador. Fue un gran padre aunque por su trabajo no compartimos mucho tiempo como me hubiese gustado pero me dejó muy buenos recuerdos”, dijo muy conmovido.

Debido a un catarro, Diego no pudo estar con “Pilo” horas antes de la muerte, solo conversar con él por teléfono, aunque confiesa que le hubiese gustado despedirse de otra manera.

“Nosotros sabíamos que él con esa operación iba a tener una nueva vida ya fuera en la tierra o en el cielo y él nos enseñó que los riesgos había que asumirlos, por eso aceptamos la operación”, indicó.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Tata lo acercó a Dios