| Seis socollones nos movieron ayer

Sábado de pura gelatina

Seis socollones nos movieron el piso ayer y todos tuvieron el epicentro en la zona sur del territorio nacional.

De acuerdo con los datos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) los meneones se registraron en Parrita, Buenos Aires y Osa.

El sábado comenzó movido para quienes se fueron de vacaciones o se quedaron en casa.

El primer meneón fue a las 7:36 a.m. y tuvo el epicentro a 5 kilómetros de Puerto Armuelles, en suelo panameño; sin embargo, se sintió en nuestro país.

Gente de lugares costarricenses como playa Zancudo, Ciudad Neily, Agua Buena de San Vito de Java, Palmar Norte, Paso Canoas y hasta en San José informaron que les movió el piso.

El Ovsicori afirma que ocurrió por subducción (cuando una placa se mete por debajo de la otra) y tuvo una magnitud de 5,2 en la escala Richter. Dichosamente no dejó víctimas que lamentar ni daños materiales, dijo el Instituto de Geociencias de la Universidad de Panamá.

Dele que dele. Otros de los temblores registrados por el Ovsicori fue a las 7:36 a.m.; este tuvo una profundidad de 5 kilómetros y una magnitud de 4,5 grados en la escala Richter y se localizó 5 kilómetros al sur de Cacique, en Buenos Aires de Puntarenas.

A las 10:22 de la mañana hubo otro, pero chiquitillo, de 2,5 grados y apenas y se sintió. Este tuvo el epicentro en Guápil, en el cantón de Aguirre.

A las 12:21 del mediodía, 20 kilómetros al sur de Palo Seco de Parrita se registró uno de 2,9 grados en la escala Richter con una profundidad de 26 kilómetros. A las 4:02 de la tarde hubo otro de 2,5 grados y fue también en Guápil de Aguirre.

A las 4:28 de la tarde volvieron a socollonearnos con un temblorcillo de 3,2 grados de una profundidad de siete kilómetros; el epicentro de este fue en las cercanías de Guerra en Osa, Puntarenas.

Algunas personas informaron haber sentido esta cadena de temblores, pero muy débil.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Sábado de pura gelatina