| narcos mexicanos en etapa de acomodo

Puesto vacante atizaría la guerra

México tiene encerrado al número uno del mundo del narco, Joaquín “el Chapo” Guzmán, pero otros capos responsables también de la violencia en el país, como “El Mayo”, “La Tuta” o “El Mencho”, están listos para aprovecharlo y aumentar su poder.

La detención de Guzmán podría desatar una nueva ola de violencia por las peleas de los rivales para tomar su terreno.

“Habrá un enorme vacío (de poder) con esta captura”, dijo Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales en la agencia antidrogas estadounidense (DEA).

“Hay una gran posibilidad que esto aumente la violencia en México”, añadió.

Guzmán, de 56 años, hizo poderosos enemigos durante su reinado en la cima del narcotráfico.

“Se va a reorganizar la geografía del narcotráfico en México, habrá que ver cómo se reparten los territorios del cártel de Sinaloa”, dijo Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Tras la caída de “El Chapo” pueden darse distintos escenarios. En la escena menos sangrienta, el principal socio de Guzmán, Ismael “El Mayo” Zambada tomaría las riendas, mantendría la estructura de la organización y los millonarios negocios del cártel de Sinaloa.

Pero una lucha interna podría golpear al cártel si un subalterno ambicioso decide luchar para hacer camino a la cima.

Bandas rivales también podrían oler la sangre y tratar de entrar en territorio sinaloense, prendiendo la chispa en la guerra que ha dejado ya más de 80.000 muertos en México los últimos siete años.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Puesto vacante atizaría la guerra