| Mascota atacó a bebé y mantuvo encerrada a familia en un cuarto

Policía detuvo a gato

Un gato casero de 10 kilos,llamado Lux, se transformó en una fiera al punto que la Policía de Portland tuvo que controlarlo porque el minino hizo que sus dueños se tuvieran que refugiar en una habitación después de atacar al bebé de la familia.

El chiquito, afortunadamente, no sufrió lesiones graves en el incidente que sucedió la noche del domingo.

El sargento Pete Simpson dijo que los agentes respondieron a una llamada de una pareja que se había encerrado en su habitación con su bebé y el perro de la familia después de que el gato atacó a Jesse, de siete meses, y le aruñó la frente. Simpson dijo que el operador del 911 escuchaba al gato bufar mientras la familia esperaba a la policía. Para capturar al gato los agentes usaron un aparato para controlar perros y lo metieron en una jaula.

Lux es un felino Himalaya blanco con negro que ha actuado violentamente en otras ocasiones.

En el momento del ataque al chiquito, el papá del bebé, Lee Palmer, le dio una patada al gato que lo hizo entrar en cólera por lo que Palmer, su novia Teresa Barker y su bebé, junto con el perro, se tuvieron que esconder en un cuarto y llamar al 911.

Cuando los agentes entraron en la casa, el gato corrió a la cocina y se trepó en la nevera.

A pesar del ataque, el gato quedó bajo la custodia de la familia, dijo el oficial Simpson. No estaba claro lo que pretendían hacer con el animal.

“Definitivamente, queremos mantener al gato lejos del bebé y estar muy atentos al comportamiento de Lux, dijo Palmer ayer en su página de Facebook, en la que defendió su decisión de dejarse al gato.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Policía detuvo a gato