| seguidores llegaron a dar el último adiós

Pequeña admiradora

Aunque apenas puede hablar, Ariana Luna pasó mencionando ayer el nombre de “Pilo” durante la vela en el Camposanto La Piedad, en Desamparados.

Como parte de la inocencia de este angelito de año y nueve meses, le decía a la gente que hiciera silencio porque “‘Pilo’ ta domido”.

Su abuela Jeanneth García decidió llevarla porque, pese a su corta edad, a Ariana le encantaba escuchar el canto de “goool” del narrador más popular del país.

“Nosotros vivimos carretera a San Miguel de Desamparados y decidimos venir porque él es una persona muy querida para todo el pueblo por sus dichos y su forma de narrar. En casa siempre veíamos los partidos cuando estaba ‘Pilo’ y a ella (su nieta) le gustaba mucho”, mencionó García.

Grandes admiradores. Doña Jeanneth llegó con el esposo, Minor Gamboa, y la mamá, Gladys Muñoz, que también estuvieron muy atentos a la llegada de las diferentes personalidades del deporte y amigos del comunicador.

“Suena feo pero sin él la programación de deportes no va a ser la misma. Esa alegría y emoción que le ponía a los partidos nadie más la va a tener como él por eso es que nos gustaba, porque era como el locutor del pueblo”, agregó doña Jeanneth.

Al igual que ellos, decenas de vecinos de la funeraria decidieron darse la vuelta para despedirse de uno de los más grandes y queridos en la historia de la narración deportiva nacional.

Algunos desde afuera contemplaban la llegada de diferentes personalidades y hasta aprovechaban el momento para pedirles una foto o bien expresarles el cariño que les tienen al verlos en televisión.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Pequeña admiradora