| Vendedor llega puntual a los piques

“Patí” reparte sabor

Con el grito de ¡llegó el sabor, llegó el patí!, los visitantes al autódromo La Guácima quedan avisados de que Carlos Umaña se acerca y con él la rica comida caribeña que le valió el apodo de “Patí”.

Este limonense, radicado en San José, es muy conocido por los fiebrazos que llegan a quemar llantas a las noches de piques desde hace once años. “Patí” no falla ni un solo lunes para satisfacer el apetito de los asistentes.

Su pastel relleno de carne y aderezado con el tradicional “chile panameño” es famoso entre todos por su calidad, un motivo clave para mantenerse por tanto tiempo en el gusto del público.

“Yo vengo acá desde que las salidas las hacían con banderín y no había semáforo. He visto muchos cambios en todo este tiempo. Le agradezco a la administración pasada y a la actual que siempre han sido muy amables y colaboradores para que yo pueda venir. Ahora llega mucha más gente que antes”, recordó “Patí”.

Como anécdota cuenta que una de las pocas veces que faltó fue en una ocasión que se lo cargó la ley por no pagar la pensión y estuvo tres días guardado. Desde la celda pensó en los piques y las ventas que perdió.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: “Patí” reparte sabor