| Futbolista recibe chineos de su esposa en el proceso de recuperación

Oviedo con amor del bueno

Lo que sintió Bryan Oviedo cuando vio por primera vez a Angie Alfaro fue amor del bueno.

La historia de esta pareja que tiene cuatro años de casados comenzó cuando el jugador del Everton conoció a la chiquilla de la sonrisa pícara, en Alajuela.

“Nos conocimos por un amigo en común y me envió unos mensajes felicitándome por mi cumpleaños (18)”, recordó Alfaro, quien es una de las personas que chinea a Oviedo durante la recuperación.

El contacto se mantuvo vivo, pero desde lejos pues el lateral tuvo que partir a Dinamarca para jugar con el Copenhague.

El amor fluyó en ambos y nueve meses después, el 30 de diciembre del 2010, se dieron el sí en el altar de la iglesia.

“Desde que la conocí siempre me llamó mucho la atención, me enamoré y no me arrepiento. Soy muy feliz, para mi ella es un gran apoyo”, dijo el futbolista, a quien el pasado 25 de enero en un partido de Copa le quebraron la tibia y peroné de la pierna izquierda.

Oviedo planeó muy bien el día en que le propuso matrimonio a Angie y ella lo recuerda con mucho cariño.

“Se puso de acuerdo con la familia y lo dejaron solo en la casa de la mamá, en San Carlos. Ella le había ayudado a preparar una cena y puso la canción que me había dedicado, que era ‘Amor del Bueno’ de Reyli”, contó Angie.

Esa noche el futbolista le puso el anillo de compromiso en una flor y se la obsequió.

“Él es muy romántico y detallista; me enseñó a ser así”, dijo.

Cambio radical.Angie y Oviedo tomaron una decisión que estaría llena de incertidumbre.

“Cuando nos fuimos para Dinamarca siempre pensamos que iba a ser muy duro. Lo que más pensaba era que estaba iniciando con la carrera de administración aduanera y la tenía que cambiar”, contó Angie de 23 años.

A pesar de eso, la decisión estaba tomada y el viaje no esperó mucho.

“Lo que más me gustó es que es muy seguro de sí mismo y es muy familiar, eso me llamó la atención. Dicen que a como tratan a la mamá van a tratar a la esposa y con ella ha sido amoroso y respetuoso”, contó la feliz esposa.

Para el jugador la llegada de Angie a su vida ha sido una gran bendición.

“Ella ha sido un apoyo grandísimo, tanto en Dinamarca como en Inglaterra, porque me ha tocado vivir tiempos muy difíciles”, expresó Oviedo.

Llegó Frederick. El 23 de junio del 2011 llegó a la vida de esta pareja una persona que les llenó la relación de mucho amor.

Frederick nació en Copenhague Dinamarca, sin embargo, su corazón es tico.

“Me acompañaba mucho con Bryan y después vino Fede que es con quién me quedo cuando él (Oviedo) se concentra”, dijo.

Frederick va para cuatro años. es muy hablantín, chineado y le gusta jugar fútbol. Es zurdo como el tata.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Oviedo con amor del bueno