| Alerta roja por socollones de 6,2 y de 6,7 grados

Nicaragua es una gelatina

Un nuevo socollón de magnitud 6,7 en la escala abierta de Richter sacudió ayer Nicaragua y se sintió con fuerza en Managua, la capital, después de que otro de magnitud 6,2 causara el jueves la muerte de una persona y dejara a otras 33 gravemente heridas, además de daños materiales y más de mil réplicas que hacen que el país esté en alerta roja.

El meneón de ayer también se sintió fuerte en Costa Rica.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en un primer momento cifró en 6,1 la magnitud del sismo registrado ayer a las 2:29 p. m. pero luego la elevó a 6,7, sin que se hayan reportado muertos, heridos o daños materiales pasada más de una hora después del movimiento.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que el temblor de este viernes, en Nicaragua, tuvo una magnitud de 6,6 en la escala abierta de Richter.

El Ineter informó que el fuerte temblor de este viernes se originó a una profundidad de 114 kilómetros, con epicentro a 19 kilómetros al suroeste del volcán Mombacho, en la provincia de Granada.

El fuerte sismo provocó este viernes que las personas salieran de sus casas en varias ciudades del país. No hubo desalojos masivos de edificios ni de centros comerciales, donde ha habido poca gente debido a que la jornada laboral se suspendió en casi todas las instituciones públicas y empresas privadas a raíz del temblor del jueves en la noche que causó daños a más de 1.600 casas. El movimiento tuvo la misma magnitud que el que que devastó a Managua en 1972 y mató a unas 5.000 personas, dejó a otras 20.000 heridas y a más de 250.000 sin hogar.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Nicaragua es una gelatina