| fútbol femenino

Manudos se dieron una mano

Paul Mayorga celebró con Moravia el título de campeón en fútbol femenino como técnico de las chiquillas, el pasado viernes.

En las horas previas a la mejenga definitiva ante Arenal Coronado, el también preparador de arqueros en Liga Deportiva Alajuelense recibió una llamada de un colega y amigo que le quiso echar una manita; Óscar Ramírez.

Son tantas las finales ganadas por el estratega del campeón nacional tanto en la Liga, como en Saprissa, durante su etapa de asistente, que para Mayorga escuchar una opinión del “Machillo” fue una verdadera motivación.

Ramírez mostró un interés constante sobre cómo le iba a las muchachas de Paul, contó el exarquero, más aún cuando lograron llegar a la final.

Más allá de bolados o consejos, era un intercambio de ideas para fortalecer ciertas áreas y poner al equipo a tono de cara a la mejenga, aclaró Mayorga.

“Previo al juego hable con Óscar sobre el partido, fue una charla con mucho respeto. Él no se metió directamente con mi trabajo, solo intercambiamos criterios”, destacó el técnico de Moravia.

Visiones similares. Un hecho que pudo haber colaborado a que las ideas de ambos “profes” se complementaran es que comparten ideas y tienen varios años trabajando juntos, resaltó Paul.

“Los dos vemos el fútbol de una manera muy similar, pero más que eso, le agradezco el interés y apoyo que me dio. Él y todos los compañeros en la Liga me ayudaron”, comentó Mayorga.

En esta aventura, el estratega moraviano tuvo en Bernal Castillo a su mano derecha, un asistente técnico con el que trabajó a las mil maravillas.

Consciente de que la siguiente temporada será más dura, Mayorga seguirá trabajando con la misma humildad para ir por el “bi”.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Manudos se dieron una mano