| Sobreviviente de accidente en el peaje anda de malas

Mango le quebró el parabrisas

Parece que el cobrador del peaje de Alajuela Anderson Orozco anda con el santo de espalda y de susto en susto.

El joven, de 21 años, burló a la muerte el pasado 20 de julio del año pasado, cuando un tráiler se estrelló contra la casetilla en la que estaba laborando, en la autopista General Cañas, en el sentido Chepe-Alajuela.

Después de semejante parada de peluca, este vecino del Cacao de Alajuela tuvo otra sorpresa desagradable, la cual no le afectó las amebas, pero sí le dolió mucho en la billetera.

Orozco compró un carrito hace poco y el miércoles prefirió no llevarse el chuzo para el brete, por lo que lo dejó al lado de la casa y debajo de un palo de mango.

El joven agarró el bus de las 4:45 a.m. para ir a bretear al peaje, pero a las 6 a. m. lo llamaron y le dieron una fea noticia.

Debido a los ventoleros uno de los mangos le cayó encima a la nave y le quebró por completo el parabrisas trasero.

“Mi hijo me dijo que no quería gastar mucha gasolina y que prefería irse en bus, luego fue cuando escuchamos el estruendo”, contó Silvia Solano, mamá del muchacho.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Mango le quebró el parabrisas