| Solís fue presidente en 1975

Mandamás por segunda vez

Llevar al país por el buen camino podría ser pan comido para el nuevo mandamás porque Luis Guillermo Solís ya sabe lo que es ser presidente.

En 1975, cuando cursaba el quinto grado en el Colegio Metodista, que está en Sabanilla de Montes de Oca, lo eligieron líder del Consejo Estudiantil.

Eso lo comprobamos al echarle un ojo al anuario de aquel año que se encuentra muy bien guardadito en la biblioteca de la institución josefina.

“Él ya sabe lo que es hacer campaña y ganarse el apoyo de los demás; además es muy trabajador y ordenado”, contó Ricardo González, subdirector del cole y quien conoce los detalles y la historia del Metodista.

Querido y respetado. “Luis Guillermo es el alumno más destacado de nuestro grupo. En su camino por la vida, y a pesar de que es tan joven, ya ha escalado mucho”, escribieron los compañeros de generación con quienes se graduó de quinto.

En este librito de los recuerdos también destacaron la amabilidad y la humildad de “Luisgui” como le decían de cariño.

“Siempre ha sido un compañero serio y sus ideas nos han ayudado a meditar bien antes de actuar. Nunca ha tenido una mala cara para nadie y siempre humilde ”, completaron.

El nuevo “presi” dice que aquella fue una época muy linda y está repleta de recuerdos de los buenos.

“Siempre me llevé muy bien con mis compañeros y creamos lazos de amistad muy bonitos”, dijo Solís a La Teja.

Sin bulto. En la memoria, que acomodaron a la par de la foto de un Luis Guillermo inquieto pero natural, también aprovecharon para vacilarlo porque pasaba sufriendo por el bulto.

“Por compañero eterno tiene un bulto que es la víctima de la Rubia, si ven a Luis caminando de aquí para allá, es que éste se le ha desaparecido”, consta en el registro.

Ese inquieto compañero que hacía sudar tacacos al ahora líder de Costa Rica era Raymond Scott Wright, conocido por ser especialista en esconder bultos.

“Raymond era muy simpático y bromista, él se ganó el cariño de todos por su particular sentido del humor”, agregó el presidente, quien aparece en el anuario a la par de este compañero de sección.

El más solicitado. Muchos compañeros que estuvieron con “Luisgui” en aquellas épocas doradas, han comentado en las redes sociales la foto del anuario y han sacado pecho por haberlo conocido de carajillo.

Doña Patricia Rivera, la encargada de la biblioteca de secundaria del Metodista, nos contó que por todo el burubún del momento ese anuario del 75 está siendo más que solicitado.

“Mucha gente quiere recordar aquellos momentos que pasó don Luis en su año de graduación y nosotros con gusto lo compartimos. Eso sí, respetamos las medidas de seguridad para evitar incidentes porque es un documento muy importante”, dijo Rivera.

“Hace algunos días compartimos con los estudiantes esas imágenes y estamos muy orgullosos de preservar un recuerdo tan valioso para el presidente de la República”, agregó don Ricardo, el subdirector del colegio.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Mandamás por segunda vez